viernes, 27 de febrero de 2015

Hoy me gustaría dedicar unas líneas a una parte importante de todas nuestras vidas: los amigos.


(Personal: estoy pasando por un momento extraño de mi vida, el cual me está haciendo ver que no tienes que conocer a alguien de toda la vida para que conozca hasta tus sentimientos más ocultos, algo, que por mi parte, no dejo que se conozca con facilidad).


Maravilloso es tener amigos, bueno, más que amigos, una familia secundaria, con la que poder vivir miles de experiencias, ya sean buenas o malas; con la que sentirte seguro; con la que querer pasar los días.

Los amigos son como un tesoro, una pequeña familia que pase lo que pase estará ahí para todo, para hacerte llorar con la verdad, para juzgarte por tu bien, para poner un poco de cordura (o locura) en tu vida y, lo que más valoro, para tener su apoyo incondicional a pesar de todo lo que haya pasado, la distancia o cualquier otra circunstancia.
Que sí, que quiero que me envidiéis porque yo tengo a los mejores a mi lado, tanto los de siempre como los que he conocido ahora.
Gracias, sois de lo mejor que tengo en la vida y no quiero que me faltéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario