viernes, 3 de abril de 2015

Pasan los días. ¿Te importaría salir de mis pensamientos?

Y otro día más. Otro día más que se que no estás aquí. Me desespero. Bebo. Fumo. Sigo soñando con ese momento. El momento en que vas a volver. Volver para ver juntos un nuevo amanecer. Sigo bebiendo. La realidad se topa conmigo. Me hace ver que soy una ilusa, una soñadora. Porque tanto tú como yo sabemos que eso no ocurrirá. Y si ocurre, es por obra del destino. Caprichoso, si. Que nos quiera ver en el mismo colchón, bajo las mismas sábanas. Y porque sabe que tengo una cuenta pendiente con tu espalda, con tus tatuajes. Por no hablar de cada uno de tus lunares. Pero todo se esfuma a la mañana siguiente. Y cuando no despierto junto a ti.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario