lunes, 17 de agosto de 2015

Quédate...

Quédate con los días
y con las noches;
quédate con cada sonrisa
y con cada lágrima;
quédate con cada abrazo
y con cada rechazo;
quédate con cada película
y con cada juerga;
quédate a dormir
y no con las ganas.
Sobre todo quédate
conmigo.
Pero quédate.